Civilizaciones del mundo antiguo

Las primeras civilizaciones de la humanidad fueron consecuencia de la complejización de las relaciones sociales, políticas y económicas de las sociedades de los Tiempos Primitivos. Su inicio estuvo relacionado con el establecimiento de relaciones sociales jerárquicas, donde las funciones de cada uno eran definidas con un criterio de poder. Surgieron grupos sociales con actividades claramente diferenciadas: unos encargados del gobierno, otros de la defensa, otros de la religión, y los demás de producir.

 

Por otra parte, podemos reconocer que estamos frente a una civilización cuando vemos el desarrollo del pensamiento aplicado a la implementación de sistemas de escritura, a la elaboración de creencias religiosas y de mitos que dan sentido a una comunidad, y a la configuración de una identidad mayor. El desarrollo intelectual se aplica a la generación de conocimientos científicos que se aplican en diversas